Débil resplandor

NECESIDADES  EDUCATIVAS ESPECIALES
BARRERAS PARA EL APRENDIZAJE

CÓMO TRABAJAR CON UN ESTUDIANTE CON TEA

​NECESIDADES EDUCATIVAS ESPECIALES vs BARRERAS PARA EL APRENDIZAJE Y LA PARTICIPACIÓN

NECESIDADES EDUCATIVAS ESPECIALES

BARRERAS PARA EL APRENDIZAJE

Y LA PARTICIPACIÓN

Las dificultades para el aprendizaje se atribuyen al estudiante, que necesita de un apoyo adicional que le permita el desarrollo académico. Para esto, se diseñan estrategias pedagógicas para cumplir con los objetivos

No pone el foco sólo en el estudiante o la discapacidad, sino en la interacción con el contexto y cómo las barreras limitan o dificultan el pleno acceso al derecho a la educación de niños, niñas y jóvenes.

UN ESTUDIANTE CON TEA MEJORA CUANDO: 

  • Se favorece un ambiente predecible y estructurado, evitando los cambios de rutinas.

 

  • Se evita la sobrecarga sensorial en el ambiente.

 

  • Se aprovechan sus habilidades visuales para la organización de tareas.

 

  • Se le permite cambiar de actividad o salir de la clase si se muestra ansioso, 

  • Se observan sus conductas como un modo de comunicación. 

 

  • Se lo ayuda explicitando las reglas sociales y escolares de manera clara y concreta.

 

  • Se minimiza la frustración causada por su ritmo de trabajo lento, permitiendo el uso de dispositivos para la escritur

 

  • Se evitan castigos tales como reducir tiempo de recreo para completar tareas.

 

  • Se anticipan cambios y novedades.

SE RELACIONA MEJOR SI: 

  • Se les explica a sus compañeros las dificultades que posee en la interacción.

 

  • Se lo acompaña mediante un aprendizaje deliberado a comprender el comportamiento y las reacciones de los otros.

 

  • Se le proporciona un/unos alumno/s guía/s o compinche/s.

  • Trabaja en grupos pequeños.

 

  • En las actividades grupales cuenta con la mediación de un adulto.

 

  • Cuenta con apoyos en momentos o actividades menos estructuradas (recreos, clases de música, plástica, educación física, campamentos).

APRENDE MEJOR CUANDO:

  • Se comprende su perfil de aprendizaje y se aceptan sus limitaciones aprovechando sus áreas de fortaleza.

 

  • Se utilizan sus propios intereses para motivarlo e incentivarlo a nuevos aprendizajes.

 

  • El entorno es tranquilo, estructurado y el estilo, didáctico, directivo y organizado.

  • Se utilizan apoyos visuales.

  • Se chequea que haya comprendido la consigna.

  • Se hacen explícitas reglas tácitas.

  • Las tareas son cortas y concretas.

  • Se establece contacto visual antes de formular una pregunta.

  • Se le provee el tiempo extra necesario para completar una actividad.

  • Se evitan preguntas a desarrollar.

  • Se priorizan formatos de verdadero-falso, completar blancos o elección múltiple.

  • Se permiten apoyos tales como la copia por terceros, material impreso, grabación o el uso de dispositivos para la escritura

 

  • Se lo motiva con elogios o incentivos concretos.

  • Se anticipan debidamente actividades novedosas (excursiones, actos, clases abiertas, festejos, etc.)